ADMINISTRADOR BLOQUEADO

Corey Feldman, de 42 años, escribió sus memorias donde detalló abusos sexuales en la industria del cine y los abusos de sus padres en medio de la fama.

El protagonista de films como Cuenta conmigo y Los Gremlins culpa a un magnate por la muerte de su gran amigo y colega, Corey Heim.

Corey Feldman se convirtió en estrella rápidamente y así mismo desapareció de Hollywood. Pero vuelve a ser noticia esta semana porque publica una autobiografía. Se trata de “Coreyography”, donde el actor de 42 años habla abiertamente de los abusos de sus padres cuando lo único que querían de él era dinero y de los abusos sexuales de la gente de la industria que llegaron después.

La suya, sin duda, fue una infancia y una adolescencia llena de privilegios pero marcada por grandes traumas, una situación que le hizo refugiarse en una amistad como la de Michael Jackson.

«Aunque pueda sonar a locura, el mundo de Michael Jackson se convirtió en mi lugar de felicidad», explica en sus memorias, una estrella de la música a quien conoció a través de Steven Spielberg.

Fue un recurso al que llegó después de los abusos de sus padres. Su madre, recuerda, le dijo que lo iba a matar, textualmente, después de perder un trabajo interpretativo con el que contaba. «Me trató como un animal». Y eso que en su curriculum se apuntó trabajos con los años como ‘Los Goonies’, ‘Cuenta conmigo’ o ‘Los Gremlins’.

Después, vendría el episodio de los abusos sexuales por parte de algunos de los productores con los que tuvo que lidiar y que no solo lo afectó a él sino a uno de sus compañeros de reparto, Corey Heim: «Todo se hace bajo el radar, pero el problema número uno en Hollywood, es, fue y será siempre la pedofilia. Es el principal problema para los niños actores».

Lo sabe porque convivió con el problema durante gran parte de su carrera como fenómeno en la década de los 80. «Yo estaba rodeado por ellos cuando tenía 14 años, literalmente, y ni siquiera lo sabia. No fue hasta que me hice más mayor cuando me di cuenta que los tenía por todas partes y realmente entendí lo que querían. Eran como buitres».

Los mismos buitres que según Feldman acabaron con la vida de su compañero de aventuras durante años, el mismo con el que rodó ‘The Lost Boys’, un Haim muy enganchado a los fármacos que falleció en marzo de 2010. «Hay una persona que se puede culpar en la muerte de Corey Haim, que es un magnate de Hollywood a quien habría que desenmascarar y a quien lamentablemente yo no puedo denunciar. El sabe quién es y lo que hizo y le puedo garantizar que nos está viendo ahora».

Feldman, ahora un actor con 42 años con una exposición mucho menor la que tuvo en sus años de fama y fortuna, dice que «había un círculo de hombres mayores que se rodeaban de un grupo de niños actores, gente con poder y tremendas conexiones en la industria del entretenimiento».

La fama cuesta, y eso fue lo que le pasó a Corey. Pero ahora quiso contar sus problemas en unas memorias muy polémicas.

You may also like