ADMINISTRADOR BLOQUEADO

Marisol Verónica Oyhanart fue reducida de un fuerte golpe de puño en la cara cuando volvía de hacer ejercicios, arrastrada unos metros en un descampado y luego estrangulada en el lugar donde fue hallada. No fue abusada. Buscan su teléfono celular.

Marisol Verónica Oyhanart fue reducida de un fuerte golpe de puño en la cara cuando volvía de hacer ejercicios, arrastrada unos metros en un descampado y luego estrangulada en el lugar donde fue hallada, informaron fuentes de la investigación.

Los pesquisas ignoraban hasta esta tarde el móvil del crimen, ya que no se encontraron signos de abuso sexual y consideraron que el robo de su teléfono celular es desproporcionado con el ataque.

La comprobación científica del horario de la muerte aún no quedó establecida, debido a que la morguera que trasladó anoche el cadáver a La Plata tuvo un desperfecto mecánico y esa situación atrasó los estudios forenses, precisaron las fuentes.

Según los informes preliminares de la autopsia que se realizó en la Asesoría Pericial de La Plata, la mujer murió por “asfixia y ahorcamiento”.

Oyhanart, quien era docente pero no ejercía porque trabajaba en la distribuidora familiar, había salido a las 15.15 del lunes último de su casa y, a las 15.45, se comunicó por celular con su familia.

Alrededor de las 19 de esa misma jornada, como la mujer no había regresado a su vivienda, su esposo radicó una denuncia de desaparición.

Oyhanart había salido de su casa como lo hacía habitualmente para hacer ejercicio físico en una zona de quintas, camino al Cristo que está cerca del velódromo, vistiendo calzas negras, zapatillas de lona blanca y un buzo gris con flores rosas.

El cadáver de la mujer fue hallado a las 7 en esa zona, con golpes en el rostro y en la cabeza, y uno de los hermanos de la víctima, Delmar, quien participó en el operativo de búsqueda, contó que “últimamente” él notaba a Marisol “muy nerviosa”. El cuerpo estaba vestido con la misma ropa con la que Oyhanart había salido a caminar y, cerca de la escena del crimen, los investigadores encontraron los auriculares y los lentes de la víctima, pero no su teléfono celular.

You may also like