Noti - Denuncias: (3804) - 560150

Por segunda noche consecutiva, vecinos se reunieron en la comisaría para reclamar por la muerte de Karen Campos. Algunos generaron destrozos y los policías respondieron con balas de goma. Por el crimen hay un detenido.

Pasadas las 20 de anoche, un grupo de manifestantes enfurecidos prendió fuego un patrullero, empezó a arrojar piedras y retiró por la fuerza las vallas que habían sido dispuestas frente a la seccional para evitar nuevos disturbios durante una movilización en reclamo de Justicia,  luego de los provocados en la madrugada cuando se conoció el crimen de Karen Campos, cuyo cuerpo fue velado durante la jornada de ayer por sus familiares.

En un principio, una veintena de policías se resguardó con sus escudos de las piedras que arrojaban habitantes de esa localidad bonaerense. Pero la actitud duró pocos minutos. Rápidamente los efectivos decidieron dispersar la protesta disparando numerosas balas de goma y arrojando gases lacrimógenos. Los agentes se agruparon en la puerta y en la terraza de la comisaría segunda de la ciudad.

Varias familias que se movilizaron en busca de Justicia, así como los periodistas que cubrían la marcha, quedaron en medio de la batalla entre los manifestantes y el personal uniformado, que se extendió por más de dos horas, e incluyó bombas molotov por parte de los manifestantes.

Los cánticos se mezclaban entre los clásicos pedidos de seguridad en la zona y por la presencia del intendente en el lugar.

Los incidentes dejaron como resultado enormes destrozos en la comisaría, daños en la sede municipal, en la plaza principal, en el edificio de los Tribunales y en la casa del intendente así como autos y patrulleros incendiados.

También hubo comercios que resultaron saqueados, según denunciaron los propietarios, y varios heridos leves, entre ellos dos periodistas que debieron ser trasladados al hospital local.

Un detenido
Mientras ocurrían los desmanes, la Policía Bonaerense detuvo anoche a un sospechoso de haber participado en el asesinato de Karen Campos, cometido el sábado.

Fuentes policiales consultadas por la agencia DyN dijeron que el detenido tiene 17 años, la misma edad que la víctima, y que fue descubierto tras varios allanamientos en barrios cercanos al lugar en el que fue perpetrado el homicidio.

En tanto, la policía buscaba intensamente a otro sospechoso que habría actuado como cómplice del adolescente detenido.

Crisis sin solución
El intendente de Junín, el cobista Mario Meoni, admitió que “no encuentra cómo resolver” la “crisis” de inseguridad que atraviesa el distrito, a la que definió como una “situación social que vive todo el país”, al tiempo que negó haber recibido ataques en medio de los destrozos de las últimas horas.

Recordó que “hace 90 días” alertó al Ministerio de Seguridad bonaerense del peligro que afrontaba la población local y recibió “patrulleros”, mientras pidió “refuerzos” de Policía Federal y Gendarmería a la ministra del área a nivel nacional, Nilda Garré, pero aseguró que los envíos “no alcanzan” para enfrentar la delincuencia.

El jefe comunal, en diálogo con radio Mitre, puntualizó: “Venimos hace 90 días o más advirtiendo que estamos en una situación de crisis y tuvimos una reunión con el ministro de Seguridad (bonaerense, Ricardo Casal), quien nos proveyó de patrulleros”.

El intendente agregó que, “hace 40 días”, pidió “refuerzos de la Policía Federal y Gendarmería Nacional a la ministra Garré”, pero añadió que los envíos “no alcanzan” para enfrentar a la delincuencia local.

Tras las declaraciones, por la tarde, Garré salió al cruce del jefe comunal y le recordó que el arribo de Gendarmería en territorio bonaerense es sólo con los fines de”contribuir a la tarea de la policía provincial en zonas particularmente violentas del GBA”.

“Ni el intendente Meoni, ni ningún otro funcionario, puede pretender que Gendarmería se convierta en la Policía Bonaerense Dos”, disparó la titular de la cartera de Seguridad nacional.

Por su lado, habitantes de Junín denunciaron que el distrito es “tierra de nadie” producto de la inseguridad. En los últimos doce meses, hubo otras diez muertes a manos de delincuentes.

Sonia, madre de una adolescente que fue testigo del homicidio de Karen, lamentó que anoche tras la marcha a la comisaría la Policía les respondió con “balas de goma” cuando exigían “explicaciones” sobre el crimen durante el robo perpetrado a las 21:45 del sábado, a unos 100 metros de la comisaría.

“Junín es tierra de nadie. Pedíamos explicaciones (sobre el homicidio), vino el comisario y los policías nos respondieron con balas de goma”, dijo a la prensa Sonia, madre de una adolescente que acompañaba a Karen Campos en el kiosco cuando fue cometido el asesinato.

You may also like